CUIDA TU PRENDA:
Se recomienda lavar en agua fría y no usar secadora.
Se recomienda planchar a temperatura media y a ser posible del revés, nunca sobre la estampación de la misma.
Con estos pasos a seguir tendrá siempre su prenda como recién estrenada.